Esquizofrenia: Descubren nuevas pistas sobre la enfermedad.

El estudio más amplio hasta el momento descubre novedades sobre un serio trastorno; genética e inmunidad podrían jugar un importante papel.

Un amplio estudio permitió identificar a más de un centenar de variaciones genéticas asociadas al riesgo de desarrollar una esquizofrenia, aportando nuevas pistas decisivas para la comprensión de las causas de esta enfermedad compleja y tal vez poder tratarla mejor, según los investigadores.
La mayoría de esas variaciones conciernen los genes implicados en la transmisión de información entre neuronas y en las funciones esenciales de la memoria y el aprendizaje.
La esquizofrenia, que por lo general aparece en la adolescencia o en el adulto joven, afecta a más de 24 millones de personas en el mundo. Se manifiesta con episodios agudos de psicosis, pudiendo incluir alucinaciones y delirios, así como síntomas crónicos que se traducen por problemas afectivos e intelectuales.
Existen tratamientos disponibles pero su eficacia merece ser mejorada, destacan los investigadores. Los medicamentos actuales tratan los síntomas de la psicosis pero tienen escaso alcance sobre la disminución de las capacidades cognitivas, señala el Broad Institute en un comunicado.
La investigación más importante hasta ahora
Realizado por un consorcio internacional de especialistas en genética, el estudio se publicó el martes en la revista británica Nature. La investigación, la más importante realizada hasta entonces en el campo de la psiquiatría, se realizó en un universo de más de 150.000 individuos, entre ellos unos 37.000 pacientes.
A partir de 80.000 muestras, los investigadores identificaron 128 variedades genéticas independientes en 108 regiones precisas del genoma, 83 de ellas inéditas, susceptibles de contribuir a una predisposición a la enfermedad.
“Estos nuevos resultados podrían estimular el desarrollo de nuevos tratamientos contra la ezquizofrenia”, estima Michael O’Donovan (Universidad de Cardiff, Gran Bretaña) autor principal de la investigación.
“El estudio confirma que la genética es un factor importante de la enfermedad”, señalan los especialistas Jonathan Flint y Marcus Munafo (Gran Bretaña) en un comunicado de la revista, agregando que la negación de las “raíces biológicas” de la enfermedad ha prevalecido en el pasado y fueron incluso rechazadas por el movimiento antipsiquiátrico de los años 1970.

Asociaciones adicionales entre los genes de la inmunidad y el riesgo de esquizofrenia refuerzan además la hipótesis de un vínculo entre una disfunción del sistema inmunitario y la enfermedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s